Aquí puedes suscribirte a una rara lista de correo sobre Marketing que no necesitas.

¿Buscas otra web de marketing con las nuevas tendencias y palabras mágicas para hacerte rico en 2020? Sigue buscando.

Antes siquiera de que leas una sola línea más quiero que tengas claro que no soy un gurú.

Es decir, si te va ese rollo, no soy tu hombre.

Hay muchas otras marcas personales donde puedes hacerte fan de uno de ellos. Literalmente.

Pero eso no es aquí.

En esta web no vas a encontrar fotos con flechas que se salen de las gráficas, testimonios impresionantes de clientes con los que me he ido de birras el viernes pasado, ni ex-profesores o ex-compañeros de un mega-curso cambia-vidas y vacía-bolsillos poniéndome por las nubes.

Es más, antes siquiera de explicarte cómo ser capaz de separar el grano de la paja, te voy a dar aún más motivos para que dejes de leer y cierres esta página para nunca volver:

  • Jamás he estudiado marketing o publicidad en la universidad (hice Psicología, y ni siquiera la terminé).
  • No me he leído el “Secrets dot com” de Russell Walker ni ese de los lanzamientos de Jeff Brunson.
  • No uso Active Campaign, no me gusta, y el único embudo que he tocado en mi vida es el que tengo en la cocina para el café.
  • No ofrezco ninguna formación con precio terminado en 7 (de hecho, no tengo producto para vender).
  • No facturo 30.000 al mes ni de lejos.
  • Sin embargo, lo que cobro por escribir una carta de ventas no es algo que todo el mundo en España esté dispuesto a pagar.

Si no necesitas que te enseñe un texto de recomendación de mi cuñado, y lo de arriba no ha conseguido que huyas a pesar de todo lo que me he esforzado, entonces es posible que encuentres algo interesante en esta web.

O puede que te vayas igual que viniste, sin enamorarte ni nada.

¿Sabes que se puede hacer mucho dinero con un «simple» texto publicado en una página?

Si no confundes «copywriting» con «copyright», entonces seguro que sí.

Y si sabes que buenos textos son fundamentales para no dejarte un pastizal en Ads y poder vender con un ROI decente, vamos bien.

Pero no estoy tan seguro de que sepas cuál es el copy que necesitas.

Verás, es que hay varios tipos y es MUY fácil confundirlos:

  • Neurótico.
  • Creativo.
  • De Colores.
  • De botoncitos con frases molonas.
  • De Superhéroe de Marvel.
  • De Mr. Wonderful.
  • De Growth Hacker.
  • De Trafficker.
  • De formularios muy Chics.

¿Quién no se haría un lío con esto?

Pero, calma.

Hay un hecho irrefutable que te sacará de toda duda.

Este hecho es que cuando esta profesión comenzó hace más de 150 años, solo había un tipo de copywriting.

El que de verdad te hace ganar pasta.

Ese es el bueno.

Seguro que aún recuerdas cuando la gente abría cartas físicas, leían lo que decían, rellenaban un cheque, y echaban el sobre al buzón para comprar.

Ese es el tipo de copy que canaliza el deseo de tu cliente hacia el lugar correcto: lo que tú vendes.

Muchas cosas han cambiado desde la aparición de internet, pero el marketing de respuesta directa es el mismo.

Solo hay que saber lo que se está haciendo para hablar de tu producto al público adecuado y de la manera correcta.

Y no, eso no incluye “enamorar a tus clientes” ni “llevar tu negocio a otro nivel”. 

Bueno, creo que sabes por donde voy.

La realidad es que con esos textos “guays” puede que vendas un 1% más que antes.

Claro, si tienes textos CERO trabajados y alguien con un poco de idea del tema te los pone más “bonitos”, pues tus números van a mejorar.

Eso es así.

¿Pero qué pasaría si pudieras tener textos con COPYWRITING de verdad? No el de cartón piedra. El de Respuesta Directa.

¿Cuánto MÁS venderías?

Ya te lo digo yo: si tu producto o servicio es bueno y hay mercado que lo demanda, MUCHO.

No soy un gurú, pero tengo una newsletter.

La puedes recibir en tu bandeja de entrada de vez en cuando sin obligación de comprar ni comprometerte a algo.

En ella comparto historias de mi vida y consejos útiles sobre copywriting.

Aunque también puede que yo sea un flipado que se cree que por coleccionar y leer libros de Direct Response Marketing, grabar un Podcast, haber hecho varios cursos, escribir copy todos los días y estudiar a los grandes maestros de la respuesta directa (algunos ya retirados o tristemente fallecidos) tiene algo interesante que aportar a los que se suscriben. Es otra posibilidad.

Tú verás.

Para entrar en ella solo tienes que escribir tu correo, darle al botón y confirmar tu email. Para darte de baja cuando descubras que te has apuntado a la newsletter sobre copy más friki que hayas visto, tendrás un enlace en cada envío.

Atentamente,

Rafa Moya.

PD – No recibirás ningún regalo. Ningún ebook infumable, ninguna plantilla mágica, ningún email con los 7 secretos que nunca nadie te ha contado y con los que yo me estoy forrando y comparto gratuitamente.

Te suscribes y empiezas a leer los correos que envío (cuando los envíe) mientras que los demás que no están suscritos no los leen.

Nada más y nada menos.